Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Ok Más Información

  • Calle Historiador Manuel Salcines,6, 14004, Córdoba
  • info@brillocor.com 957 45 17 27 / 629 28 23 48

Etiqueta: ‘’

¡A por las tapicerías! - Brillocor

¡A por las tapicerías!

09 de octubre de 2019 0 Comentarios

Uno de los espacios donde más vida se hace dentro de un hogar es, sin duda, el salón. El uso diario provoca que en muchas ocasiones los elementos que se encuentran en la estancia se ensucien con mayor frecuencia. Un claro ejemplo es el sofá; polvo, manchas de comida, bebida… ¡Stop!

Si quieres saber cómo se realiza la limpieza de tapizados profesional, así como, los mejores consejos de expertos con muchos años de dedicación, este es tu post. Descubre con Brillocor, como hacer que el tapizado luzca siempre limpio y perfecto. ¡Toma nota!

 

PRIMER PASO. ¿Cuál es tu tipo de sofá?

En primer lugar, debes saber qué tipo de sofá tienes, para que la limpieza sea más precisa y de forma diferente. Los tapizados más comunes son:

  • Desenfundable: Sofá al que se le pueden quitar todas las fundas, incluido el respaldo. Es la opción más cómoda, ya que su limpieza es muy sencilla y rápida.
  • Desenfundable parcial: Sólo se le quitan algunas de las fundas, como las de los cojines; pero no los reposabrazos ni el respaldo.
  • Fijo: Sofás de alta calidad compuestos por estructuras fijas que no son desenfundables, por lo tanto la limpieza de estos es más compleja.

 

SEGUNDO PASO. ¡A por la limpieza!

Una buena limpieza, comienza con un aspirado. En Brillocor, antes de comenzar el “zafarrancho” pasamos el aspirador, para quitar las pequeñas motas de polvo, pelo o incluso migas de comida que pueda tener el sofá; como es normal. Es importante limpiar, también con el aspirador, toda la zona alrededor del sofá, para no levantar todo ese polvo y que se vuelva a posar en él. 

¡Importante! Antes de comenzar la limpieza, debemos ver la composición del tapizado, para saber qué producto usar y no estropear el tejido. 

Y ahora sí, comenzamos con lo importante. Depende del tipo de sofá, realizaremos unos pasos u otros:

 

  • Limpieza de la tapicería de un sofá total o parcialmente desenfundable.

En caso de tener un sofá al que se le pueden quitar todas o algunas de las fundas, ¡llevamos más de la mitad del proceso hecho!.

Si tu sofá no tiene manchas difíciles, el lavado será muy sencillo y no hará falta aplicar ningún producto quitamanchas. Para los casos en los que la tapicería del sofá tiene manchas resistentes, existe una amplia variedad de productos quitamanchas en el mercado que se pueden aplicar a los diferentes tipos de tapicerías. En Brillocor, siempre tenemos cuidado de no abusar de estos productos.

Lava las fundas y déjalas secar, pero cuando aún les quede un poco de humedad, viste de nuevo el sofá, ya que será mucho más fácil ajustarlas.

 

  • Limpieza de la tapicería de un sofá NO desenfundable.

Si la tapicería de tu sofá es fija, su limpieza es algo más complicada, aunque con nuestros servicios, será pan comido.

De cualquier forma, puedes utilizar un limpiador en seco. Con este tipo de productos no es necesario el aclarado, justo lo que nos hace falta en caso de que la tapicería de nuestro sofá no se pueda quitar. No dejes que la mancha se impregne en la tapicería. Cuanto antes la quites, más fácil resultará.

Estos limpiadores en seco funcionan mediante un principio de espuma activa, humedece la tela, pero una vez seco no se necesita aclarado.

 

Con estos consejos puedes limpiar cualquier tipo de tapicería, ya sea sillas, sillones, tresillos… 

Si necesitas limpieza en tu hogar en Córdoba, cuenta con los profesionales de Brillocor. Contacta con nosotros y pide tu presupuesto. ¡Quedarás encantad@!

 

Leer más ⇢

Trucos de Brillocor para la limpieza del baño - Brillocor

Trucos de Brillocor para la limpieza del baño

11 de junio de 2019 0 Comentarios

El baño es uno de los espacios del hogar que más suciedad acumula, ya que está en constante uso por la familia. Pero, ¿cómo podemos limpiarlo para que nos dure más tiempo?

Con organización y los trucos Brillocor, podrás tener tu baño limpio y reluciente. Comenzamos por partes:

 

  • Quitar accesorios y despejar el suelo.

Antes de ponerte manos a la obra, despeja el suelo, retira todos los objetos voluminosos que estorben, tira la basura y echa las toallas a lavar.

Lo ideal es que también retires los objetos de las superficies. De esta forma tu baño quedará impoluto por todos los rincones.

 

  • Barrer y quitar el polvo.

Una vez esté despejado el suelo, es momento de barrerlo, así como quitar el polvo de las superficies. Realizándose con aspirador y gamuza, la suciedad se atrapa. Por el contrario, si se utiliza escoba y plumero, puede ser que la suciedad se desplace.

En Brillocor, empezamos siempre por el suelo, porque es uno de los lugares donde se acumula más suciedad y, al limpiarlo, podemos desplazar sin querer los gérmenes a las superficies que habíamos limpiado previamente.

 

  • Deja que actúen los productos de limpieza.

Una vez limpio el suelo y todo retirado, es hora de aplicar los productos y dejarlos actuar unos minutos. ¿Cómo lo hacemos? Siguiendo el orden: el desinfectante en el inodoro, y el limpiador en la mampara, los azulejos, la bañera, el lavamanos y el bidé.

De este modo, el producto irá actuando y la suciedad se irá ablandando, siendo más fácil retirarla con un paño húmedo.

¡OJO! NO rocíes el producto directamente en la superficie, ya que de esta forma se pueden crear “lamparones” y estropear las griferías. Es mejor aplicar el producto con un trapo rociado generosa y previamente.

 

  • Limpieza de azulejos y mampara.

Una vez actuado el producto limpiador, comenzamos la limpieza con los azulejos y las mamparas de la bañera o la ducha.

Con un cepillo limpio, aunque esté usado, y una toalla o paño que lo recubra, los azulejos quedan como nuevos. Además, es más cómodo, ya que la fuerza la ejerces con el palo del cepillo.

Para la limpieza de la mampara, podemos usar producto químicos especializados en anti-cal, o también, soluciones caseras, como por ejemplo, vinagre blanco y bicarbonato.

 

  • Seguimos con la bañera.

Después de los azulejos y la mampara del baño, le toca el turno a la bañera. Puedes aprovechar el cabezal de la ducha, para aclarar el producto de limpieza rociado previamente, sin olvidarnos de darle con un paño, para que salga toda la suciedad.

Como truco de Brillocor, aconsejamos aclarar azulejos, mampara y ducha de nuevo, para que no quede ningún resto de producto químico. Y por último, pasa un trapo seco al conjunto, incluyendo grifos, para que brille.

 

  • Limpiamos el bidé y el lavamanos.

Después de la bañera, pasa al lavamanos. Con un paño húmedo, se retira el producto rociado, al igual que en la grifería. Sin olvidarnos, del resto de la superficie del mismo. Con un paño seco y limpio, sacamos brillo a todo.

¡OJO! deja el espejo para el final, ya que pueden salpicar gotas de agua. Se puede realizar con papel de periódico o un paño especial de cristales.

Para terminar con este paso, limpiamos el bidé. ¿Cómo? De igual manera que el lavamanos, primero con un paño húmedo y a continuación, con uno seco para sacar brillo.

 

  • Dejamos para lo último, el inodoro.

Es muy importante que se empiece poniendo desinfectante en el inodoro, pero debe ser el último lugar a limpiar, así conseguimos que el desinfectante actúe el mayor tiempo posible.

Y dado que es uno de los principales focos donde se acumulan los gérmenes, utilizaremos un trapo específico, para no correr el riesgo de “infectar” otras superficies. Seca la parte visible con un trapo seco para aportar brillo.

 

  • Fregamos el suelo.

Una vez limpias todas las piezas y superficies del baño, es el momento de fregar el suelo.

Un truco de Brillocor, para que quede perfecto y sin marcas, es secarlo con una mopa. ¡Quedará reluciente!

 

  • Colocamos todo en su sitio.

Para acabar la limpieza del baño, sólo falta colocar los objetos que quitamos al principio. Pon toallas limpias, y a poder ser el mismo juego, para que te quede más “cuqui”.

 

Aquí terminamos nuestro post del mes. No te olvides de pedir tu presupuesto en Brillocor.

Nuestros clientes nos llaman por profesionalidad y calidad de limpieza. ¿Y tú?

 

Leer más ⇢

Los trucos de Brillocor para limpiar la cocina - Brillocor

Los trucos de Brillocor para limpiar la cocina

05 de abril de 2019 0 Comentarios

¡Hola chic@s! Hoy vamos a hablaros sobre algunos trucos que utilizamos en Brillocor, empresa de limpieza en Córdoba, para limpiar la cocina. Tenemos varios consejos que lograrán que esta tarea resulte efectiva de una forma rápida.

Para realizarla de forma que no produzca más pereza de la necesaria, lo mejor es organizar y distribuir claramente cada zona a limpiar. Aunque si necesitas ayuda, puedes contactar con nosotros, y dejarte de preocupaciones.

Cada parte de la cocina requiere una técnica de limpieza y productos distintos. Aquello que funciona de maravilla para limpiar una vitrocerámica, no resultará tan efectivo para limpiar una encimera o el horno. Debes tener cuidado con esto.

Antes de comenzar con la limpieza, prepara los productos y materiales necesarios. Sigue estos trucos, divide por zonas y manos a la obra.

 

ENCIMERAS

Las encimeras son una de las zonas más susceptibles de mancharse. Están hechas de diversos materiales, por lo que es importante asegurarse de que se adquiere un producto adecuado que no dañará esta zona de la cocina. Para ello es fundamental leer la composición de los mismos.

Con alcohol, limón y agua tibia, siempre y cuando se pueda usar, se quedan relucientes.

 

FREGADERO

Para desatascar y limpiar el fregadero, sólo basta con echar de tres a cuatro cucharadas de bicarbonato sódico. Después, se hierve agua con vinagre y se vuelca por el desagüe. Dejar actuar 5 minutos y después abrir el grifo y dejar que fluya agua.

De este modo limpiamos y desatascamos de forma muy efectiva el fregadero, ¡y sin gastar nada en productos químicos!

 

VITROCERÁMICA O INDUCCIÓN

Debe estar fría antes de limpiarla. Usamos un producto específico para la limpieza de la misma, sin frotar la placa con estropajos rugosos o de metal.

Aclaramos el producto con una bayeta humedecida y secamos la placa con un paño. Si hay suciedad acumulada difícil de eliminar, se raspan las manchas con una rasqueta especial, dependiendo del tipo de placa, antes de limpiar.

 

FOGONES DE GAS

Desmontamos y limpiamos las piezas. Para la base de la cocina, es mejor utilizar un producto desengrasante y aclarar con una bayeta humedecida. Por último, secar todo con un paño, ya que aporta brillo a nuestra cocina.

 

CAMPANA EXTRACTORA

Para evitar que se acumule grasa y suciedad y que resulte muy engorroso de limpiar, es recomendable repasar el extractor con una bayeta húmeda y producto desengrasante inmediatamente después de haber cocinado.

Para limpiarla a fondo, los filtros sucios de las campanas de la cocina se deben humedecer con agua. Con un buen desengrasante y agua caliente, se quedan más que limpias.

 

MUEBLES DE COCINA

En su interior suelen acumular grasa, migas de pan e incluso polvo. Lo mejor es repasarlos, al menos, una vez al mes con una bayeta húmeda y producto desengrasante. Así se evita la aparición de cualquier tipo de insecto en busca de comida.

 

LAVAVAJILLAS Y LAVADORA

Aprovechamos para insertar el limpia-máquinas, y así dejar funcionando el lavavajillas mientras que terminamos la limpieza de la cocina. No podemos olvidarnos de leer atentamente las recomendaciones del producto.

Para la lavadora, al igual que el anterior, usando un limpia-máquinas especial, la dejaremos en perfecto estado y sin ninguna suciedad.

 

MICROONDAS, HORNO Y FRIGORÍFICO

Microondas y horno acumulan grasa en su interior, por lo que lo más recomendable sería utilizar un desengrasante, dejar actuar unos 10 minutos y después retirar con un paño húmedo. En Brillocor preferimos el agua tibia, ya que arrastra de mejor forma la grasa acumulada.

Para la limpieza del frigorífico, hay que evitar usar detergentes o jabones, pues pueden quedar restos y se pueden trasladar a los alimentos. Para limpiarla de una forma más natural y sin riesgo, se calienta agua, y se vierte bicarbonato dentro.

Empapando una bayeta en esta agua, podemos limpiar tranquilamente la nevera por dentro.

 

PAREDES Y/O AZULEJOS

Para deshacernos de las manchas de grasa en las paredes de la cocina, usamos una solución de jabón concentrada. Es igual de eficiente tanto en las superficies de plástico como de baldosa.

Una forma fantástica es usar jabón para lavar ropa, rallarlo y disolverlo en agua. Hacer más hincapié en las áreas problemáticas, hasta eliminar las manchas por completo.

 

SUELO

Es lo último que debemos limpiar, ya que durante la limpieza, caerá agua, migas y resto de suciedad. En primer lugar, barremos, y a continuación, fregamos con amoniaco o jabonoso, para darle un aspecto de suelo nuevo.

No olvides de barrer y fregar a diario, para que la limpieza dure más tiempo y puedas mantener tu cocina en perfecto estado.

 

Con estos trucos de limpieza de cocinas, tendrás siempre una cocina limpia y recogida por más tiempo.

Te recordamos que en Brillocor, empresa de limpieza en Córdoba, ofrecemos unos bonos especiales y a un precio estupendo, para que te ayudemos en la limpieza de tu hogar.

No esperes más y contacta con nosotros.

¡Hasta la próxima!

Leer más ⇢