Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Ok Más Información

  • Calle Historiador Manuel Salcines,6, 14004, Córdoba
  • info@brillocor.com 957 45 17 27 / 629 28 23 48

Trucos de Brillocor para la limpieza del baño

Trucos de Brillocor para la limpieza del baño - Brillocor
11 de junio de 2019 0 Comentarios

El baño es uno de los espacios del hogar que más suciedad acumula, ya que está en constante uso por la familia. Pero, ¿cómo podemos limpiarlo para que nos dure más tiempo?

Con organización y los trucos Brillocor, podrás tener tu baño limpio y reluciente. Comenzamos por partes:

 

  • Quitar accesorios y despejar el suelo.

Antes de ponerte manos a la obra, despeja el suelo, retira todos los objetos voluminosos que estorben, tira la basura y echa las toallas a lavar.

Lo ideal es que también retires los objetos de las superficies. De esta forma tu baño quedará impoluto por todos los rincones.

 

  • Barrer y quitar el polvo.

Una vez esté despejado el suelo, es momento de barrerlo, así como quitar el polvo de las superficies. Realizándose con aspirador y gamuza, la suciedad se atrapa. Por el contrario, si se utiliza escoba y plumero, puede ser que la suciedad se desplace.

En Brillocor, empezamos siempre por el suelo, porque es uno de los lugares donde se acumula más suciedad y, al limpiarlo, podemos desplazar sin querer los gérmenes a las superficies que habíamos limpiado previamente.

 

  • Deja que actúen los productos de limpieza.

Una vez limpio el suelo y todo retirado, es hora de aplicar los productos y dejarlos actuar unos minutos. ¿Cómo lo hacemos? Siguiendo el orden: el desinfectante en el inodoro, y el limpiador en la mampara, los azulejos, la bañera, el lavamanos y el bidé.

De este modo, el producto irá actuando y la suciedad se irá ablandando, siendo más fácil retirarla con un paño húmedo.

¡OJO! NO rocíes el producto directamente en la superficie, ya que de esta forma se pueden crear “lamparones” y estropear las griferías. Es mejor aplicar el producto con un trapo rociado generosa y previamente.

 

  • Limpieza de azulejos y mampara.

Una vez actuado el producto limpiador, comenzamos la limpieza con los azulejos y las mamparas de la bañera o la ducha.

Con un cepillo limpio, aunque esté usado, y una toalla o paño que lo recubra, los azulejos quedan como nuevos. Además, es más cómodo, ya que la fuerza la ejerces con el palo del cepillo.

Para la limpieza de la mampara, podemos usar producto químicos especializados en anti-cal, o también, soluciones caseras, como por ejemplo, vinagre blanco y bicarbonato.

 

  • Seguimos con la bañera.

Después de los azulejos y la mampara del baño, le toca el turno a la bañera. Puedes aprovechar el cabezal de la ducha, para aclarar el producto de limpieza rociado previamente, sin olvidarnos de darle con un paño, para que salga toda la suciedad.

Como truco de Brillocor, aconsejamos aclarar azulejos, mampara y ducha de nuevo, para que no quede ningún resto de producto químico. Y por último, pasa un trapo seco al conjunto, incluyendo grifos, para que brille.

 

  • Limpiamos el bidé y el lavamanos.

Después de la bañera, pasa al lavamanos. Con un paño húmedo, se retira el producto rociado, al igual que en la grifería. Sin olvidarnos, del resto de la superficie del mismo. Con un paño seco y limpio, sacamos brillo a todo.

¡OJO! deja el espejo para el final, ya que pueden salpicar gotas de agua. Se puede realizar con papel de periódico o un paño especial de cristales.

Para terminar con este paso, limpiamos el bidé. ¿Cómo? De igual manera que el lavamanos, primero con un paño húmedo y a continuación, con uno seco para sacar brillo.

 

  • Dejamos para lo último, el inodoro.

Es muy importante que se empiece poniendo desinfectante en el inodoro, pero debe ser el último lugar a limpiar, así conseguimos que el desinfectante actúe el mayor tiempo posible.

Y dado que es uno de los principales focos donde se acumulan los gérmenes, utilizaremos un trapo específico, para no correr el riesgo de “infectar” otras superficies. Seca la parte visible con un trapo seco para aportar brillo.

 

  • Fregamos el suelo.

Una vez limpias todas las piezas y superficies del baño, es el momento de fregar el suelo.

Un truco de Brillocor, para que quede perfecto y sin marcas, es secarlo con una mopa. ¡Quedará reluciente!

 

  • Colocamos todo en su sitio.

Para acabar la limpieza del baño, sólo falta colocar los objetos que quitamos al principio. Pon toallas limpias, y a poder ser el mismo juego, para que te quede más “cuqui”.

 

Aquí terminamos nuestro post del mes. No te olvides de pedir tu presupuesto en Brillocor.

Nuestros clientes nos llaman por profesionalidad y calidad de limpieza. ¿Y tú?

 

Deja un comentario